Continuismo

20170625_205344Partiendo de la base de la imperfección de la idea con respecto al juicio, esta entrada es una invitación a la reflexión acerca de la idea que ronda en nuestro entorno, etiquetando a cierta voz de ser continuista…

Definamos Continuismo:

Situación en la que el poder de un político, un régimen, un sistema, etc., se prolonga sin indicios de cambio o renovación.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados 1

La unidad NO es una magnitud determinada, sino que una cantidad se puede medir con un patrón de medida donde se establezca una unidad, la cual no está en la cantidad misma, pues el uno implica la discontinuidad. 2

La voz es nuestro caso no resulta de una sola persona, es la resultante de un grupo humano. Un conjunto de esta índole jamás podrá considerarse continuo ya que las personas que la conforman se consideran unidades en sí mismas, y por tanto de naturaleza discontínua.

Ya, ya. Pero a mi me han dicho que sois continuistas… y no en las personas sino en los ideales. 

Para desmentir tal afirmación nos falta un factor de vital relevancia: el tiempo que a todos en su sitio pone.

¿Salto de Fé?

No. Somos científicos.

Acto racional.

Os invito a razonar conmigo.

A los fisios nos encanta razonar. El intelecto desde el entendimiento nos permite realizar juicios. Y estos requieren de la presencia de ideas, tal así que éstas no nos serán suficientes para emitirlos.

Es evidente que el acto de conocer se efectúa en el sujeto, y en él se termina y consuma. Esto hace suponer la representación interna del objeto, o sea la idea.

Tenemos pues, una idea. “La voz es Continuista”. Pero ¿de quién es dicha idea? y necesitaremos algo más, ¿no? Pues si no, tan solo estaremos percibiendo algo.

Para lograr este resultado, ya que no baste para alcanzarle el simple acto de la percepción, el entendimiento realiza una importante función, que lleva el nombre de juicio.

El juicio es la función intelectual por medio de la cual afirmamos, interiormente, la relación de conveniencia o repugnancia entre dos ideas.

Para llegar a este resultado, es indispensable que la facultad encargada de desempeñar la función a que nos referimos, analice, o lo que es igual, descomponga las cosas, de modo que vea con separación lo que en ellas existe, y después reconstituya el objeto, afirmando o negando, según el carácter de la relación que haya descubierto.

Para descubrir la relación que existe entre los términos del juicio hay necesidad de que ambos estén presentes, pero separados entre sí. El entendimiento los compara, y solo por esta operación le es dado llegar al descubrimiento de la relación que existe entre ellos. 3

“La voz es continuista”

Por un lado tenemos la idea de continuismo, por el otro la voz.

Una voz conformada por un grupo humano, discontinuo per sé. 

Continuismo anteriormente definido.

Tal es la índole del juicio. Por él atribuimos o negamos una propiedad o cualidad de un sujeto, después que hemos analizado las nociones de dichos términos. «Cuando interiormente decimos que una cosa es o no es, o que es o no es de esta o de aquella manera, entonces hacemos un juicio.» 3

O sea, que en una institución en la cual existe un grupo que en un momento dado pueda modificarse, la idea de que la mayoria de las personas que lo conforman se mantengan, nos llevaría a pensar en el continuismo, desde el punto de vista político .

Ahora bien , si tenemos en cuenta que somos fisios y somos razonablemente críticos, clínicamente y por qué no, deberiamos también serlo en la vertiente institucional de la metalingüística de nuestra profesión , podríamos brindar la oportunidad a nuestro intelecto de emitir un juicio, favorable o no.

Y más teniendo en cuenta un par de aspectos más: la alternativa a la voz , parte de un grupo humano que también ha conformado al previo. Y la voz viene conformada por personas que hasta el momento no formaron parte de aquello que se critica de ser continuado.

Mi juicio: El sistema político andaluz que rige la Fisioterapia nunca será continuista por el simple hecho de modificar en su interior, las unidades (discontinuas por naturaleza) que conforman sus representantes. Nos guste o no, somos seres sesgado y para bien o para mal, evolucionamos y nos influimos con el simple hecho de ser. Por tanto el cambio y la renovación están asegurados pase lo que pase.

Otra cosa es el poder…hay grupos que quieren el poder para la profesión, que en nuestro caso es la fuerza… desconozco ( pues no tengo ideas con las que razonar) para qué se quiere el poder en otros.

La idea (imperfecta en esencia) de continuismo debería ponerse en tela de juicio si somos razonables.

Os invito a generar vuestro propio juicio.

Gracias.

Para referencias clicar en los links

Anuncios