_ Lo más importante para que una flor crezca es el sol. Sin duda la luz solar es lo imprescindible_ dijo el sol.

_ Te equivocas por completo. Si no hay agua nada tiene sentido. La flor se seca_ dijo la nube.

_ ¿Pero estáis todos locos? ¿No veis que sin tierra todo esto sería en vano…?_añadió la arena.

¿Sigo? Mejor no, que las alegorías deben servirse a cuentagotas.

Pongo un ejemplo más científico; más físico.

El uso de los colores complementarios (1) uno al lado del otro, genera armonía, vibración, drama, y movimiento pues se intensifican entre sí. Pero para que no se cree una sensación caótica y desagradable a la vista, uno de los dos colores debe predominar sobre el otro.

Si mezclamos un color con su complementario se neutralizan entre sí obteniendo colores grises, (…).

Cuando deseamos un color específico en nuestro cuadro pero este es demasiado saturado o brillante, y deseamos “apagarlo” un poco, bajarle la intensidad para que no quede tan llamativo, le agregamos una pequeña cantidad del complementario, pero sin que se cambie la tendencia principal del color.

… Ya , ya… científicamente metafórico…

Mejor me paso a datos históricos… Hipócrates, Asclepíades, Galeno… Méndez…

Libro del exercicio y sus prouechos …(2)

Sevilla, 1553

El planteamiento original de este libro radica en la importancia que el autor da al ejercicio físico, es decir, al realizado con “voluntad libre” y ajeno a la actividad laboral. Se distancia de la concepción de los autores antiguos, en la medida en que interpreta el otium como inactividad física, y ésta, según reza la portada es nocer, dañina.

¡Vaya! En el siglo XVI un andaluz diciendo semejantes cosas…y antes que se publicase incluso “De arte gimnástica”.
Un médico  Onubense escribiendo el primer Tratado de Ejercicio Terapéutico; un médico Italiano escribiendo una de las obras fundamentales de la educación física.
Mejor la historia para los historiadores y los docentes. Y la ley para los legisladores, ( no voy a entrar en competencias, que están bastante claras).
Si Méndez viviese en el siglo XXI sería Fisioterapeuta.
Si lo hiciera Jerónimo Mercurial, probablemente sería Licenciado en Educación Física.
Y si la flor hablase diría que lo más importante es la semilla.

 

Clave práctica para encontrar el complementario: mira fijamente {el color } por 30 segundos y luego mira una pared u hoja en blanco, en la cual por efectos ópticos verás un “fantasma” del color complementario. (1)

Quizás si usamos las competencias de manera complementaria, pero desde la inteligencia de una visión amplia nos evitaremos ver tanto fantasma.

 

 

 

Imagen| Cristobal Méndez , Libro

 

Anuncios

2 comentarios en “Y dale con los fisios

  1. Resuena en mi cabeza pretenciosa la frase “si Méndez viviese en el siglo XXI sería fisioterapeuta” y no he podido resistirme al impulso de rebatirla. Creo, humildemente, que el Dr. Méndez ahora sería lo que fue en su siglo, médico, y, posiblemente, tendría que soportar con estoicismo, las mismas voces que pretenden patrimonializar el ejercicio terapéutico, “su” ejercicio. El ejercicio es un arma terapéutica, higiénica, transdisciplinar y abierta, a profesionales sanitarios como médicos, enfermeros, fisioterapeutas, y, por qué no, a profesionales no sanitarios como CCAYDE, todo dentro del pertinente orden y regulado de la manera mas consensuada posible. Nadie registró el copyright del ejercicio terapéutico y, de haberlo hecho alguien, probablemente, en aquellas fechas, habría sido un médico. Con el máximo respeto a todos los profesionales, parece poco terapéutico el ejercicio de lanzarnos las competencias los unos a los otros. Quizás, valdría más la pena sumar ideas y puntos de vista. Inteligencia colectiva lo llaman algunos; multidisciplinariedad otros.
    Un saludo cordial.

    Me gusta

    1. Hola Luis.
      Muchas gracias por aportar tu opinión, pues ese es el objetivo del blog.
      En cuanto a tu comentario decirte que si leemos la entrada parcelada (“fijando la vista”) desde luego suena pretencioso (igual que cuando “el sol” realiza su afirmación ). Sin embargo si echamos una mirada más ámplia al texto, éste se convierte en una autocrítica y , al menos por mi paarte, una defensa de la necesidad del trabajo multidisciplinar y centrado en el paciente, ( la semilla).
      Un cordial saludo!
      Inma.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s