pez globo

El pez globo japonés realiza una de las obras de arte efímeras más maravillosas de la naturaleza. Crea con delicadeza y esmero con cada batida de aletas, sobre la caótica arena salvaje del fondo del mar, una espectacular figura.

pez globo 2

Lo más curioso es que de su intuición nace un acto de cuyo objetivo permanece ajeno; o eso entendemos los humanos.

Las personas nacen con características diversas. Unas son más proactivas, interactivas, algunas pasivas. Y también tenemos diferentes rasgos de personalidad. En la variedad está el gusto.

Cuando elegimos nuestra profesión múltiples factores; entes,( podemos denominarlo de muchas formas), van a componer el motivo que nos empuje o nos anime a ser o querer dedicar nuestras horas laborales a diferentes menesteres. Pero más allá de ello, nuestra personalidad, autoimagen, autoestima, experiencias, en fin, nuestro modelo mental, va a determinar cómo “aderezaremos” la forma de vivir nuestra profesión.

Existen tantos fisioterapeutas como personas que ejercen la Fisioterapia. Obviedades a parte, quiero decir que cada uno expresará; vivirá la profesión de la manera en la que su modelo mental, su “tabula rasa” escrita con su memoria y creencias, expectativas  e intuiciones, determine.

Algunos le llaman “Ego” a eso que impulsa a la gente a exponer opiniones o compartir conocimiento; a realizar actos más allá de la praxis, del tratamiento al paciente. A algunos parece molestarle el hecho de que algunos fisioterapeutas quieran expresar la Fisioterapia ( si queréis metalingüísticamente), más allá de la terapia física.

Y es aquí donde la complejidad o la sencillez aparecen en mi discurso y mi reflexión.

Rasuremos al Platón de la Fisioterapia.

Si en estos casos se pretende creer que nuestro Ego es tan complejo como para determinar un plan estratégico cuya misión està clara y afianzada desde que tomamos la decisión de estudiar Fisioterapia, es que le tenemos en alta estima.

Pero no es el Ego el que levanta a Jorge a las cinco de la mañana; tampoco el que arranca lágrimas de impotencia ante los rehabilitadores en el rostro de Victoria. No impulsa a Luis, Samuel o Miguel a ser generoso y compartir su conocimiento. Ni es musa de la sabiduría de Edu. El Ego no sostiene la caída de los párpados de Esperanza tras 20 horas de trabajo; no inspira a Nacho, ni a Jesús; no alimenta a Javi, no conduce por Gabi, no vuela por Carlos, no navega por Roxana. No trabaja por José Miguel, ni madruga por Pablo o Raquel. El Ego no crea una idea y la hace realidad de la mano de Vicente… y tampoco escribe estas palabras.

Por que los motivos existen y son necesarios, pero a las metas no se llega sin esfuerzo. Y las razones, no son tan complejas.

“En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable”

El pez globo tan sólo intenta atraer una hembra que perpetúe la especie junto a él. Es un acto de amor.

pez globo1

Los que escriben, crean, generan movimientos sociales, tienen inquietudes, las comparten y las expresan, en el mundo de la Fisioterapia lo hacen por un motivo muy sencillo. Por que es lo que quieren hacer y sólo saben hacerlo así.

 

Imágenes de “Life Stories: cortejo”

 

Anuncios

3 comentarios en “La Parsimonia del Ego

    1. Muchas gracias por leerme y por el comentario. Hay muchos escritores con inquietudes en este mundo de la Fisioterapia muy muy buenos; por mi parte aportar aquello que me hace sentir bien y compartirlo con los compañeros.
      un saludo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s