35

08-09-15, Martes.

Se podría decir que hoy cumplo 35. Por lo menos por aquí. Tengo un sólo nombre aunque muchos apellidos. Algunos tienen la manía absurda de ponerme apodos, pero en esencia soy lo que soy.

De abuelos médicos, en herencia tengo la salud en los genes. Mis padres son enfermeros. Me criaron como pudieron. Me enseñaron a apreciar la Anatomía, la Mecánica, ( sobre todo la biológica), la Fisiología. La Farmacología es mi asignatura pendiente. Pero realmente lo que me inspira es el desequilibrio y la estabilidad. Creo que les salí rebelde. Mi esencia es el movimiento y mi pasión la función, se pongan como se pongan.

Es cierto que tengo algunos hermanastros de los que no me siento orgullosa del todo. Pero son hermanos mayores y a veces no consigo que razonen; reconozco que a veces me crea impotencia pero es complicado conversar cuando alguno no escucha.

Con este panorama, a veces me encasillan y no me dejan ser quien soy. Muchas veces me estresan a base de horarios y condiciones de presión que impiden mi desarrollo y siento coartada mi libertad cuando imponen ciertas reglas. Pero entonces surge mi Yo más fuerte, y la Antifragilidad hace que crezca y aprenda con mayor ilusión. Y cuando estoy sola, puedo hacer cosas maravillosas. Una lástima que mis padres y mis abuelos a veces ignoren mi potencial y mis posibilidades.

Hoy cumplo 35 y aún me siento en la adolescencia. En mi cerebro hierven ideas y en mi corazón rebosan las esperanzas de una madurez en la que mis hermanastros escuchen y mis padres y abuelos formemos una auténtica unidad familiar.

Así me siento, quizás otros me vean de una manera diferente. Así es la vida.